En la Legislatura bonaerense hubo acuerdo y ambas cámaras sesionarán de forma virtual

En el Senado estarán en el recinto la presidenta de la Cámara, Verónica Magario; los secretarios parlamentario y administrativo; los presidentes de los bloques Gervasio Bozzano (Frente de Todos) y Roberto Costa (Juntos por el Cambio), y los vicepresidentes de ambos bloques. En total serán 12 personas. El resto seguirá la sesión en forma virtual. Ese es el acuerdo al que arribaron durante la reunión de labor parlamentaria que mantuvieron en el mediodía del miércoles.

En la Cámara alta solo se tratará la reforma del reglamento para poder sesionar virtualmente en los próximos meses y se establecerá un protocolo para hacerlo, teniendo en cuenta que este tipo de formato se puede estirar en el tiempo debido a la pandemia o, en el peor de los casos, puede volverse completamente virtual si el coronavirus avanza. Además, se le dará ingreso a los proyectos que serán tratados en la próxima sesión.

En Diputados estarán presentes el presidente de la cámara, Federico Otermin; los secretarios parlamentario y administrativo; y los presidentes de los 6 bloques. Los demás, al igual que en el Senado, seguirán la sesión desde sus casas u oficinas. Más allá de algunas pequeñas diferencias, el formato que se utilizará será muy parecido al que utilizaron en el Congreso en la tarde de ayer.

En la Cámara baja se tratarán tres temas pedidos por el Poder Ejecutivo: la emergencia sanitaria en los geriátricos, la ley de suspensión de ejecución y la convalidación de los decretos de necesidad y urgencia que sacó hasta el momento el gobierno de Axel Kicillof.

Los tres temas fueron acordados luego de que el oficialismo le concediera algunas modificaciones a Juntos por el Cambio y cerrara el apoyo para que haya un acompañamiento mayoritario en la votación. Es que como los proyectos no pasaron por comisión y se tratarán sobre tablas, necesitan 2/3 de los votos para ser aprobados. Frente a ese escenario el oficialismo negoció de antemano, acordó los puntos a modificar y selló el respaldó para la sesión de hoy.

Además, se va a tratar un proyecto que declara la emergencia en lo que respecta a los hechos de violencia de género que es impulsado por el bloque de Juntos por el Cambio. Ese mismo proyecto pasaría luego al Senado.

El convalidación a los DNU es uno de los ítems que Kicillof envío a la Legislatura en una ley ómnibus que, como punto destacado, contiene el permiso para que el Poder Ejecutivo pueda contraer deuda con Organismos multilaterales y Bilaterales de crédito, hasta una suma de 500 millones de dólares, para financiar la ejecución de proyectos y programas sociales, y sostener la inversión pública que el gobierno bonaerense viene realizando durante la crisis sanitaria desatada por la pandemia.

También piden autorización para ampliar durante el ejercicio 2020 en hasta 8 mil millones de pesos el monto máximo a emitir de Letras del Tesoro, la emisión de un bono para proveedores de hasta 20 millones de pesos, modificaciones en el pago del Impuesto sobre los Ingresos Bruto y la extensión de la emergencia sanitaria.

El endeudamiento, sumado a un proyecto que flexibiliza la responsabilidad fiscal de los intendentes y el límite de gasto, serán tratados la semana que viene en una sesión que ya está acordada. Allí se tratarán todos los temas vinculados específicamente a las cajas municipales y los recursos de los jefes comunales para enfrentar la crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus.

Como moneda de cambio para aprobar el endeudamiento, la oposición analiza pedirle al Gobierno que cumpla con el pago del Fondo de Infraestructura Municipal que aún se le debe a los intendentes. El monto adeudado es de 2 mil millones de pesos.

Por otra parte, el oficialismo les solicitó a los legisladores opositores sacar una declaración acompañando el proceso de restructuración de la deuda en la provincia de Buenos Aires. Un apoyo idéntico al que realizaron los 135 intendentes bonaerenses el último fin de semana y que a Kicillof le mostró para mostrar que existe un respaldo de todo el arco política al camino de renegociación que está llevando a cabo para evitar el default.

En Juntos por el Cambio ese pedido se analizará mañana al mediodía cuando se reúnan antes de la sesión. La voluntad es acompañar pero aclarando que respaldan el camino para reestructurar la deuda, lo que no implican que compartan la estrategia que el gobierno bonaerense está siguiendo para lograr un acuerdo con los bonistas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*