Realizaron un importante estudio sobre mortalidad por bacterias resistentes a medicamentos

La mitad de los pacientes que adquirieron infecciones por una bacteria resistente a antimicrobianos (Klebsiella) falleció durante su internación, concluyó un estudio realizado en Argentina con pacientes de centros públicos y privados de diferentes localidades, lo que constituye uno de los trabajos más grandes realizados hasta el momento en la región y aporta datos sobre esta problemática que afecta a la salud mundial.

Se trata del Estudio Muticéntrico de Bacteriemias por bacilos gram-negativos Resistentes a Carbapenemes en Argentina (EMBARCAR) que analizó la historia clínica de 466 pacientes de centros públicos y privados de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, además de localidades de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Misiones, Mendoza y San Juan.

El infectólogo Pablo Scapellato, otro de los investigadores, explicó que «al ser un estudio sobre ‘bacteriemias’, que son «infecciones de la sangre» indefectiblemente se trató de personas internadas y con una situación de salud delicada; de hecho más del 70 por ciento estaba en terapia intensiva y casi el 70 por ciento estaba con respirador».

De todos los pacientes que se incluyeron en el estudio se analizó una bacteria en particular: la Klebsiella pneumoniae resistente a carbapenemes, que representaban el 53% de los aislamientos, es decir 249 casos. En tanto, el 50% murió durante su internación; y del total (es decir de los 466), el 60% tenía un tratamiento empírico que era inadecuado porque no cubría la resistencia a carbapenem.

Otra observación del estudio fue que aquellos pacientes que habían recibido un antibiótico de última generación (ceftazidima avibactam) tuvieron una mejor evolución que los otros; aunque éste no fue el principal objetivo del trabajo. 

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) es una de las problemáticas sanitarias más urgentes a nivel mundial y se produce cuando bacterias, virus, hongos y parásitos cambian a lo largo del tiempo y dejan de responder a los medicamentos, lo que dificulta el tratamiento de infecciones y aumenta el riesgo de propagación de enfermedades, enfermedades graves y muerte. Se estima que para el año 2050 puede convertirse en la primera causa de muerte a nivel mundial si no se genera una respuesta mundial conjunta y sistematizada.

Las infecciones bacterianas resistentes por sí solas están asociadas con casi 4,95 millones de muertes por año, con 1,27 millones de muertes atribuidas directamente a la RAM.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*