Los salarios de 2018 perdieron 11,5% de poder adquisitivo

En 2018 hubo una sensible baja del poder adquisitivo de los empleados formales: cayó 11,5% producto de la devaluación del 50%, la alta tasa de inflación del 47,6% y la recesión económica. Hoy el INDEC difunde el primer dato de inflación del año, que se prevé que rondará el 2,5%. En tanto que, como anticipó TN.com.ar, la caída en los ingresos generó que se redujeran 25% los límites de compra con tarjeta de crédito.

El año pasado los ingresos de los empleados registrados aumentaron 30,6%, mientras que la inflación, según mediciones oficiales, fue del 47,6% de acuerdo al INDEC. Esto representa una diferencia de 17 puntos, que se traduce en una caída de 11,5% en el poder adquisitivo. La información del aumento de los salarios surge a partir de la Remuneración Imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) realizada por el Gobierno.

A diciembre de 2018, el sueldo promedio bruto era de $ 34 339,61, contra los $ 26 301,42 de diciembre de 2017. La caída del poder adquisitivo se intensificó a partir de mayo del año pasado, y desde ese momento la inflación se impuso por encima de las subas salariales.

En los tres últimos años, los sueldos de los empleados registrados aumentaron 117,3% mientras que la inflación promedio acumulada fue 159,5% en ese período, lo que representa una baja acumulada de 16,3%, consigna Clarín.

El INDEC difunde hoy el primer índice de precios del año, correspondiente a enero, y se espera que sea de 2,5%. Es decir, una mínima desaceleración respecto a diciembre. Las consultoras y el propio Gobierno proyectan que los primeros meses reflejarán un ritmo de suba de precios estable y que, recién bien entrado el año, se podrá ver una baja más notoria.

Una de las principales variables que impidió una baja en la inflación fue el aumento del transporte público, que entró en vigencia el mes pasado y que se replicará. Sumado a la suba del 17% en las boletas de agua.

El presidente Mauricio Macri y el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne admitieron recientemente que el Gobierno tuvo una visión demasiado “optimista” sobre las posibilidades reales de bajar rápidamente la suba de precios, y que eso atentó contra la meta. “La inflación se combate no gastando más de lo que uno tiene. Eso nos ha costado muchísimo. La Argentina arrastra este problema hace décadas. Nos ha costado más de lo que imaginé En esto tal vez fui demasiado optimista”, dijo el jefe de Estado. Fuente: TN

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*