La crisis económica repercute en la gestión bonaerense y Vidal siente el impacto de Macri

No es una novedad, pero no deja de llamar la atención. El “blindaje” de María Eugenia Vidal pierde cada vez mayor poder y comienza a sentir el rechazo a las políticas económica adoptadas por Mauricio Macri.

Tal como publicó La Tecla tiempo atrás, la reforma previsional, el incremento de las tarifas y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional golpearon las puertas de la casa de Gobierno bonaerense, que ve como cada día aumenta su calificación negativa.

Al menos así lo dejó entrever la última encuesta de Circuitos, que reveló que un 44 por ciento de los consultados calificó como “mala” o “muy mala” la gestión de Vidal, frente a un 42 por ciento que aún la apoya.

No obstante, estos números se revierten cuando se pregunta por su imagen. Mientras la negativa suma 40 por ciento, la positiva cosecha el 42.

Vidal es la primera alternativa presidencial si el deterioro de Macri sigue y pone en riesgo el triunfo en el próximo turno electoral. Empieza a preocupar en Cambiemos la tendencia, hasta ahora inédita, de que el desmejoramiento del primer mandatario pueda arrastrar a la Gobernadora. La ecuación parece distinta en la Ciudad de Buenos Aires, donde la valoración de Horacio Rodríguez Larreta sufre menos daño. ¿Será porque Vidal jugó más fuerte con la Casa Rosada en las cuestiones polémicas?

Más allá de eso, la imagen del presidente no para de sumar rechazos. De acuerdo a la consultora de Pablo Romá, Macri tiene 51 por ciento de imagen negativa, y 52 por ciento considera que su gestión es mala.

Como si fuera poco, el 57 por ciento piensa que el Gobierno no puede resolver los problemas económicos del país y que la situación empeorará en los próximos meses.

Fuente; latecla

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*