Facturas truchas: la sospechosa protección macrista

La Justicia Federal avanza en la investigación por una usina de facturas truchas que estaría ligada al contador Ángel Guidoccio, mano derecha del empresario binguero, presidente del club Boca Juniors, vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y actual operador judicial del macrismo, Daniel “El Tano” Angelici.

En el marco de los avances de la causa, por orden del juez quilmeño Luis Armella, en las últimas semanas se realizaron una serie de allanamientos en distintas instituciones que, directa o indirectamente, habrían tenido relación con la red de facturas truchas.  uno de los operativos judiciales se realizó en la sede de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia. Hay sospechas de que durante la gestión como director de Escuelas del flamante ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, se hubiera pagado algunas de estas facturas.

Cabe recordar que la investigación se inició a partir de una denuncia presentada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Concretamente, Guidoccio está acusado por presuntas operaciones de lavado y evasión a gran escala por unos 1.500 millones de pesos. Tan estrecha es la relación con el titular del club de La Ribera que el mencionado contador habría llegado a ser apoderado de varias empresas de Angelici y, además, actualmente tiene un cargo jerárquico en la Asamblea de Representantes de Boca.

Llamativamente, pese al escándalo, Angelici ratificó a Guidoccio, quien sigue siendo su hombre de confianza en el gobierno de Boca, desempeñándose como secretario de Economía y Presupuesto en la Asamblea de Representantes. Se trata del órgano de cogobierno del club más grande del país cuya función consiste en aprobar, modificar o desaprobar los presupuestos económicos-financieros y los balances presentados por el presidente de la institución. También tiene facultades para resolver sobre la expulsión y/o enjuiciamiento de socios, reformar el Estatuto, definir el reglamento de las elecciones; y hasta enjuiciar y/o destituir a sus propios miembros, como así también a quienes forman parte de los otros órganos del club, como la comisión directiva y la comisión fiscalizadora.

“Guidoccio sigue siendo, por un lado, una persona de consulta permanente por parte de Angelici, y también instrumenta lo que pocos están dispuestos a hacer por su jefe. Aparece muy poco por el club, y cada vez que lo hace es para cumplir las órdenes del Tano. Lo de las facturas truchas no nos sorprende porque en el club hay numerosos pagos que no se han podido justificar por cientos de miles de pesos”, afirmó a este medio un alto dirigente de la oposición a la conducción del club xeneize, quien pidió mantener su identidad en reserva para evitar posibles represalias de la barra brava del club, conocida como La 12. Sabido es que tanto Rafael Di Zeo como Mauro Martín, líderes de la pesada de Boca, están trabajando para el macrismo y mantienen una estrecha relación con el presidente del club.

Fuente: Diario HOY

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*