El titular del Banco Mundial se reunió con Macri y anunció «fondos frescos» para 2018

El presidente Mauricio Macri recibió hoy en la residencia de Olivos al titular del Banco Mundial, Jim Yong Kim, quien dio un fuerte respaldo a la Argentina al destacar que la economía nacional está avanzando «en una dirección prometedora» y anticipó que el organismo internacional otorgará el año próximo «fondos frescos» por 2.000 millones de dólares para el sector público y privado argentino.
Kim elogió el rumbo adoptado por el gobierno argentino y sostuvo que Macri «ha emprendido reformas difíciles para estabilizar la economía, abrir Argentina al mundo y aumentar la transparencia» y sostuvo que «esas reformas están sentando las bases que ayudarán a una mayor inversión y creación de empleo de manera sostenible».
En una conferencia de prensa conjunta que ofrecieron Macri y Kim en la Residencia de Olivos tras el encuentro, el titular del BM aseveró que el presidente argentino «ha hecho un diagnóstico adecuado de lo que hay que hacer» y opinó que «estas reformas van justamente en la dirección correcta», al tiempo que consideró que Macri «no está apurándose demasiado para implementar los cambios porque le preocupa mucho proteger a los más pobres».
Kim arribó al mediodía a la Residencia de Olivos, donde mantuvo un encuentro con Macri, quien estaba acompañado por el canciller Jorge Faurie, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Luego de la conferencia de prensa, participó de un almuerzo que fue servido en el chalet presidencial.
Al abrir la rueda de prensa, Macri recordó que «hace 25 años que no nos visitaba un presidente del Banco Mundial», en una presencia que «tiene que ver claramente con el nivel de entusiasmo y de colaboración que ha mostrado el mundo hacia la Argentina en esta nueva etapa».
Destacó que «gracias a lo que hemos avanzado en este año y medio hemos vuelto a tener más crédito que repago de créditos», y explicó que «hace años que la Argentina le devolvía los préstamos recibidos y recibía menos para proyectos en desarrollo», pero que «ahora hemos revertido esa situación, el Banco Mundial ha comenzado a prestarnos más que lo que le repagamos».
Precisó que esos aportes ascienden a «2.325 millones de dólares para el sector público y a 2.169 millones de dólares al sector privado», y coincidió con Kim «en la importancia de desarrollar la infraestructura, la conectividad, el desarrollo emprendedor y la asistencia social en lo que el Banco Mundial tiene un rol muy importante».
Subrayó el presidente que entre otros temas «hablamos de la importancia que tiene la reunión de la Organización Mundial de Comercio de diciembre y la del G20 del año que viene y el Banco Mundial va a colaborar con nosotros en la organización de estos eventos tan importantes».
A su vez, Kim se manifestó «impresionado y entusiasmado» por las reformas encaradas «por el presidente Macri que ha hecho un diagnóstico adecuado de lo que hay que hacer», y estimó que «la economía argentina crecerá un 2,7 por ciento este año, lo que representa un avance significativo, especialmente pensando en la contracción del año pasado».
«Realizar todo eso mientras se protege a los más vulnerables en tiempos de cambio, es vital», dijo Kim, quien expresó que «yo estoy aquí porque hemos ido mucho más allá de lo que muchos pensaban que era posible, dado que creemos en el Presidente Macri y creemos en el gobierno».
Consideró que la Argentina, para desarrollar su economía, debería destinar el 5 por ciento de su Producto Bruto Interno solamente a la creación de infraestructura en los próximos 15 años, y tras recordar que cuando se reunió hace un tiempo con el presidente Macri en China «acordamos trabajar juntos» para apoyar el desarrollo de «futuros proyectos de infraestructura», aseguró que «nuestro fuerte respaldo a la Argentina continuará».
A juicio del presidente del BM, «ahora la Argentina tiene rol de liderazgo global» y consideró que el país «está listo para esa tarea, por lo que el Banco Mundial también está listo para dar ese despacho» de fondos asignado para 2018, lo cual «movilizará aún más los recursos financieros de otros sectores tanto públicos como privados».
Kim comprometió el respaldo y la colaboración del organismo internacional cuando la Argentina asuma la presidencia del G20, en la reunión que se realizará aquí el año próximo » y dijo que «ahora que la Argentina tiene un rol de liderazgo global, la gente que busca respuestas a problemas complejos buscará la mirada hacia aquí, hacia las discusiones y las metas que surjan del G20».
«La Argentina está lista para esa tarea y nosotros en el grupo Banco Mundial estamos listos para continuar nuestro respaldo», aseguró.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*