El narcotráfico como prioridad: Bullrich es la que recibe más fondos para Inteligencia

En la superficie, la causa del juez federal Alejo Ramos Padilla, que involucra a Marcelo D’Alessio y tiene en rebeldía al fiscal Carlos Stornelli, sacó otra vez a la luz la vieja relación entre las necesidades de la política y los servicios del espionaje. Pero por lo bajo, un movimiento tectónico casi invisible dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri le dará este año una nueva forma a las tareas de inteligencia que se hacen desde el Estado, con una novedad sobresaliente: la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es la mayor beneficiada con el incremento de partidas para esas tareas, en detrimento de los servicios tradicionales nucleados en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), conducida por Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, ahora en el eje de la polémica, o el Ejército.

Se trata, en la práctica, de una reforma de hecho -sin reglamentaciones mediante- del sistema de inteligencia iniciada por la Casa Rosada, que a su vez enfrenta presiones internas para la eliminación de la AFI.

La diputada Elisa Carrió, socia fundadora de Cambiemos, por ejemplo, pidió la eliminación del organismo, una idea que también cuenta con el guiño de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, víctima de supuesto espionaje.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*