Cristóbal López pasó su primera noche detenido y fue trasladado a Ezeiza

El juez Julián Ercolini procesó a Ricardo Echegaray, Cristóbal López y Fabián de Sousa por defraudación al Estado, a partir de una deuda generada en la AFIP de 8.000 millones de pesos, que correspondían al impuesto a los combustibles.

A los dueños del Grupo Indalo se les dictó además la prisión preventiva. Anoche, a última hora, López se entregó en una sede de  la Gendarmería y pasó la noche en el Edificio  Centinela de Capital Federal.

En tanto, De Sousa fue detenido ayer por la tarde en su departamento de Puerto Madero. El magistrado además les dictó un embargo que supera los 17.000 millones de pesos.

La maniobra que motivó las actuaciones se realizó a través de la empresa Oil Combustibles SA, con la cual, según la Justicia, los empresarios se hicieron de los fondos no abonados para acrecentar su patrimonio por medio de la adquisición de diferentes compañías. Las irregularidades del organismo recaudador y sus funcionarios habían sido denunciadas por el diario Hoy en reiteradas ocasiones, situación que le valió una fuerte persecución a este medio durante el gobierno anterior.

 

Fuente:diario hoy

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*