Cristina: «El Gobierno tienen una política antindustrial declarada»

«Me presento como candidata a Senadora por deber. Nunca hice en política lo que quería, sino lo que debía hacer», dijo Cristina.

«El gobierno es una parte chiquita del poder frente a los poderes de la economía, globales, de los medios hegemónicos», comenzó diciendo la candidata a senadora.

«Nos dicen kirchneristas para bajarnos el precio, pero somos peronistas. Me llevo estupendo con el peronismo», agregó.

También remarcó que en las causas judiciales por corrupción que enfrenta tanto ella como sus hijos «está todo armado». «Esta gente quiere disciplinar a empresarios, sindicalistas, a jueces», denunció la ex jefa de Estado y disparó: «Todos son mafiosos menos ellos. ¿Quién blanquea plata negra?: el hermano del Presidente, los amigos del Presidente. Ellos blanquean plata negra ¿y resulta que los que blanqueamos y los corruptos somos nosotros?».

«Las cosas que están pasando no tienen una voz que las represente. Los peronistas estamos juntos en Unidad Ciudadana».

También remarcó que «cuando llegó a Olivos mi hija tenía 12 años, y ahora la quieren hacer parte de una asociación ilícita. Es persecución»

Por otra parte, el periodista también realizó consultas más relajadas donde la Cristina admitió hoy que es una persona «arrebatada» y que tiene un «carácter encendido».

Además, la ex jefa de Estado reconoció que es «muy mal hablada», porque dice «malas palabras por teléfono. Soy arrebatada, soy muy mal hablada, tengo un carácter encendido».

Tragedia de Once

La exmandataria se refirió al tema y dijo que «el Estado no tuvo la culpa» en el accidente del tren de Once y, en cambio, apuntó contra el maquinista de la formación, al señalar que «no accionó el freno».

Aregó que su administración «dio toda la ayuda posible» a los familiares de las víctimas, a los que se les consiguió «trabajos en la ANSES y el PAMI. Ayudamos a muchísima gente. Tuve por lo menos en Olivos y en la Casa Rosada ocho reuniones con familiares, recibiéndolos en grupos».

Consultada sobre la responsabilidad en el accidente que costó la vida a 51 personas en febrero de 2012, la ex presidenta señaló que «el Estado no tuvo la culpa. El maquinista (Marcos Córdoba) no accionó el freno. El tren frenó en todas las estaciones antes, (fue) una tragedia terrible, brutal».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*