La Plata | 16 diciembre, 2017

1500 efectivos custodian la cumbre del G20 en el Llao Llao

Son 1.500 efectivos de seguridad, detectores de explosivos, lanchas equipadas con alta tecnología, perros de búsqueda y equipos GEOF. Todo esto y mucho más conforman desde hoy el exponencial operativo de seguridad que preparó el Gobierno en Bariloche para el comienzo de las deliberaciones del G20 en el Hotel Llao Llao.

Según confirmaron a Infobae funcionarios del Ministerio de Seguridad que están a cargo del operativo, se conformó un “comando unificado” con la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria para el resguardo de los ministros de finanzas y presidentes de Bancos Centrales de los 20 países más importantes del mundo que desde esta mañana deliberan en Bariloche.

A ello hay que sumarle un apoyo logístico de la policía de Río Negro y del equipo de logística del G20 que armó la Argentina como presidente de esta cumbre. “No se verá en Bariloche un despliegue de seguridad de estas características en muchos años. Ni siquiera como se vio en otras cumbres aquí. Hay que estar prevenidos de todo”, explicó ayer un destacado funcionario de Seguridad que está apostado en Bariloche desde hace más de una semana.

La mención no es casual: el Gobierno teme que haya un desborde de protestas de mapuches, dirigentes de la oposición, de la izquierda o sindicatos en contra de la cumbre del G20.

Los dispositivos de prevención tienen que ver también con el clima de tensión social entre el gobierno nacional y la comunidad mapuche, que se profundizó el sábado pasado tras la muerte de Rafael Nahuel, el joven de la comunidad del Lof Lafken Winkul Maipu que se enfrentó con la Prefectura por la toma de tierras de Parques Nacionales en Villa Mascardi.

La ruta Bustillo que va de Bariloche al Llao Llao está atestada de policías y equipos de seguridad. Hay retenes previos y una especie de anillo antes de llegar a la zona de la cumbre del G20. Hasta ayer se podía acceder hasta la misma zona del hotel pero el ingreso al Llao Llao era imposible. Hoy se dificultará incluso el acceso hasta el hotel.

Hay cámaras de seguridad por toda la zona, escondidas tras los árboles, en medio de la montaña, y equipos especiales GEOF. También las fuerzas de seguridad cuentan con perros de búsqueda de explosivos que circulan por la zona y la Prefectura custodia el lago Nahuel Huapi y el Moreno con lanchas equipadas.

Nada quedó librado al azar en este operativo de seguridad. El presidente Mauricio Macri no quiere que se le escape ni un detalle y busca evitar que haya desmanes. Por el momento, no está prevista ninguna movilización de grupos de izquierda o de mapuches a la zona del Llao Llao. De hecho, las comunidades mapuches están abocadas hoy a las negociaciones en la mesa de diálogo que se conformó con referentes del gobierno nacional, la Iglesia, los gremios y las universidades para buscarle una solución al conflicto por la toma de tierras en Villa Mascardi. Esta zona está situada para el otro lado de donde se concentra la cumbre, a más de 35 kilómetros. Por lo cual los organizadores del operativo de seguridad no creen que haya peligros. Pero hay tensión y un operativo inigualable.

Ni siquiera cuando el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama visitó Bariloche con su familia hubo tantos dispositivos de seguridad. “Para la visita del ex presidente norteamericano hubo un operativo importante pero no tan fuerte y además Obama contaba con la seguridad presidencial propia”, acotó un jefe policial de Bariloche que estuvo aquellos días.

Tampoco durante la cumbre Iberoamericana que se desarrolló en el Llao Llao hace más de 10 años y que congregó a Hugo Chávez, Fidel Castro, el rey de España y otros líderes mundiales parece haber suscitado tanta seguridad.

La cumbre del G20 que comienza hoy es un encuentro de ministros de Finanzas y Economía más los presidentes de Bancos Centrales de los países que conforman este bloque mundial de potencias. El ministro de Economía Nicolás Dujovne y el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, serán los anfitriones. Se tratará de abordar temas relacionados con la agenda del mundo del trabajo, los proyectos de infraestructura y la marcha mundial de la economía en cuanto a finanzas y comercio.

Los funcionarios de diferentes países comenzaron a llegar ayer a Bariloche maravillados por el entorno del hotel Llao Llao con el cerro López detrás, que está muy nevado y con un fuerte dispositivo de seguridad como nunca se vio en esta ciudad. La Argentina busca evitar las imágenes de la cumbre del G20 en Hamburgo donde los manifestantes quemaban comercios y hubo muchos detenidos.

El 14 de diciembre se repetirá en Bariloche otra cumbre del G20. También habrá un operativo especial similar al que se montó ahora y será para la reunión de sherpas, o representantes de cada presidente. El sherpa de la Argentina es el diplomático Pedro Villagra, que tendrá todo el año una intensa actividad. Es que estas son todas reuniones previas a la cumbre de presidentes que llegará en julio. Pero para ese entonces Bariloche podrá descansar tranquilo porque ese encuentro de jefes de Estado se dará en Buenos Aires.

Fuente: infobae

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*