Proyecto de ley para garantizar la protección del Parque Pereyra Iraola

El legislador, oriundo de La Plata, opinó al respecto que la futura ley, además de la mencionada estabilidad jurídica “apunta a la revalorización del Parque como lo que es, como un importante pulmón verde, un apropiado lugar de esparcimiento familiar y un reconocido monumento viviente de nuestra provincia. Se pretende por esta vía–dijo–, establecer una autoridad de gestión y control que ayude a mantener la integridad del mismo, su mejoramiento permanente y su adecuada conservación, y si hiciese falta–agregó–, la restauración de las obras edilicias ya instaladas”.
Rovella señaló que el proyecto de ley en cuestión “permitirá la regularización del estatus de quinteros y el correspondiente dominio para otros ocupantes, lo que llevará tranquilidad a estas personas y establecerá un procedimiento único para los que son productores o habitantes del predio, evitando abusos u otros inconvenientes en la relación contractual”.
“La autoridad de gestión y contralor, o sea la autoridad responsable, será un organismo centralizado subsidiario del Organismo de Desarrollo Sustentable, con dependencias jurisdiccionales dependiente del Ministerio de Agroindustria”, aclaró el diputado radical.
Rovella destacó la enorme importancia del Parque Pereyra Iraola “por su propia historia, por lo que representa para gran parte de los bonaerenses de la zona sur del conurbano y de la ciudad de La Plata y, fundamentalmente, por ser una reserva biósfera declarada como tal por la UNESCO en el año 2008, que cuenta con 132 especies forestales introducidas y una cuantiosa flora autóctona, junto a 200 especies de aves que habitan en su inmensa geografía. Es por todo esto que creo necesario este aporte legal–enfatizó– dado que tantas administraciones anteriores fueron diluyendo los mecanismos de gestión entre diferentes jurisdicciones que, en muchos casos, fueron contraproducentes y ocasionaron lamentables deterioros en su configuración, en su mantenimiento y en su conservación”, cerró Rovella.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*