Vidal juntó a la tropa y bajó línea de cómo será la nueva estrategia electoral

Este miércoles, desde las 10 de la mañana, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal juntó a su Gabinete ampliado. Llegaron al SUM de la Casa de Gobierno funcionarios de primera y segunda línea, legisladores provinciales e intendentes quienes escucharon el diagnóstico post PASO.

Además de la mandataria, tomaron la palabra el jefe de Gabinete, Federico Salvai; y el vicegobernador Daniel Salvador, quienes delinearon cómo será la campaña y los ejes de la gestión en los próximos 60 días que quedan hasta las elecciones generales.

“Hablamos de nuestro compromiso con los bonaerenses, que es independiente de la campaña y la elección. Vamos a mostrar todo lo que hicimos con la gestión, escuchando a los bonaerenses. No tenemos duda que ellos saben que estuvimos a su lado”, señaló a LaTecla.Info el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís.

Los dos meses que restan hasta el 27 de octubre, donde finalmente se develará quién es el próximo gobernador, el oficialismo pondrá toda la carne al asador. Todos los funcionarios tienen la orden de salir a la calle en cada distrito de la Provincia, incluido el interior.

“Queremos verle la cara a la gente y hacer trabajo territorial. Este esquema de polarización ha perjudicado a este Gobierno pero estamos contentos con el apoyo que recibimos de los bonaerenses y esperamos convencer a más gente que este es el camino que hay que elegir hacia octubre”, aseguró el jefe de Gabinete, Federico Salvai, previo al encuentro que tuvo lugar en calle 6.

El discurso, por supuesto, será positivo. El mensaje debe ser triunfalista, sin polarizar, y mostrarse seguros de que pueden revertir el resultado del 11 de agosto que los dejó segundos por una diferencia de 17 puntos.

“Siempre se puede revertir y estamos convencidos de que podemos hacerlo. Por alguna razón nos dijeron que no habían sentido algo en las PASO. Vamos a encarar la campaña todos juntos, en la calle, en el interior”, agregó Sarquís.

En esta línea, reconoció que “la macro también se veía en los pueblos, que se vio en la producción y juntos mostraron una pérdida que se vio en los votos, que son totalmente recuperables. No paramos nunca la gestión y estar escuchando es la forma de mostrar lo que hicimos, que es mucho. Las soluciones mágicas no existen. Esto se construye”.

“Los miedos no son buenos conductores de nada. Lo que se mostró fue un voto para corregir, valoraron las obras, pero hay cosas del día a día que no estaban tan bien y eso tiene que ver con un marco más general”, concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*