Para apurar las reformas, el Congreso sesionará hasta en las fiestas

Lejos de descansar luego de la amplia victoria conseguida en las elecciones legislativas, el Presidente Mauricio Macri tiene planeado convocar a sesiones extraordinarias en el Congreso nacional para tratar la agenda de reformas políticas y económicas que el Gobierno busca implementar cuanto antes en el país.

Según adelantaron desde la Casa Rosada, ante la imposibilidad de que las iniciativas que plantea la administración nacional sean tratadas antes del 10 de diciembre (fecha en que se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado), se llamará a sesiones extraordinarias, lo que implicará, entre otras cosas, que los legisladores trabajen entre Navidad y Año Nuevo.

Con un 2017 con poca labor dentro del Congreso, donde lo que dominó fue el interés de los diferentes bloques en lograr un buen resultado en el pasado acto electoral, el Ejecutivo ahora decidió ampliar el tiempo de trabajo de los diputados y senadores en su intención de avanzar en las modificaciones que propone para cambiar la realidad de la Argentina.

Claves centrales

El Gobierno comenzará esta semana con una serie de reuniones con dirigentes políticos, sociales, sindicales y empresariales, para tratar de acordar una agenda común de proyectos legislativos que tiendan a sacar a la Argentina del letargo en el que se encuentra sumergida.

De allí se desprende que el primer proyecto que concentra la atención del Ejecutivo es tratar lo antes posible el Presupuesto 2018, que se encuentra en la Cámara baja desde el mes de septiembre y que todavía sigue siendo tratado en las comisiones. La reunión que mantendrá el jefe de Estado en los próximos días con los gobernadores del peronismo será decisiva, ya que buscará acercar posiciones sobre los fondos que se destinarán a las provincias.

Frente al histórico reclamo de la Provincia de Buenos Aires sobre el Fondo del Conurbano y ante la inminencia de un fallo de la Corte Suprema a favor del gobierno de María Eugenia Vidal, el resto de las administraciones provinciales le piden a Macri reorganizar la coparticipación de impuestos, lo que ha llevado a que la negociación se haya extendido en el tiempo.

Un proyecto que intenta ser consensuado entre las diferentes fuerzas políticas es la llamada Ley de Responsabilidad Fiscal, que tiene la intención de que cada jurisdicción ejerza un mayor control sobre el gasto público, pero todo estaría ligado a lo que se resuelva con el Presupuesto y el nuevo modelo impositivo de recaudación que permita a los diferentes distritos ser sustentables.

Las autoridades nacionales también impulsarán una Ley de Blanqueo Laboral, que tendrá como principal objetivo perdonar deudas a los empleadores y reconocerle aportes a los emplea­dos, como incentivo para la generación de nuevo empleo. Además, se pondrá toda la energía para que el Senado nacional trate la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria, aprobada en mayo por Diputados, y que penaliza la corrupción y otros delitos de las “personas jurídicas” (sociedades, asociaciones, fundaciones, cooperativas).

Otra iniciativa que generará debate en el Congreso nacional es la que busca reformar la Ley nº 26.417 de Movilidad Jubilatoria y que propone a cambio actualizar la jubilación por la inflación oficial. De esta manera, se quiere modificar el régimen aprobado en 2009, que establecía aplicar automáticamente un au­mento en los haberes jubilatorios dos veces al año, en marzo y en septiembre. El mismo comprendía a todas las prestaciones a cargo del Sistema Integrado Previsional Argentino.

La agenda legislativa del Gobierno

– Presupuesto 2018

Será el primer proyecto a tratar tras ser negociado con los gobernadores

– Ley de Responsabilidad Fiscal 

Cada jurisdicción tendrá un mayor control sobre el gasto público

– Blanqueo laboral

Se perdonarán deudas a los empleadores y se reconocerán aportes a los empleados

– Responsabilidad penal empresaria

Se penalizarán los delitos de corrupción que involucren a empresarios

– Movilidad jubilatoria

Se busca cambiar la Ley de Movilidad para actualizar la jubilación por la inflación oficial

– Moratoria impositiva

Se quiere prorrogar gravámenes, como el impuesto al cheque o Ingresos Brutos

Aplazamiento impositivo

Entre los proyectos que el Ejecutivo tiene pensado enviar al Congreso nacional se encuentra aquel que propone una nueva agenda fiscal. El principal punto a tratar es acelerar una prórroga de varios gravámenes, entre ellos el impuesto al cheque e Ingresos Brutos, con lo que se busca calmar a las provincias en sus reclamos a Nación por el envío de más fondos.

Debido a la importancia en el debate entre las provincias y el gobierno de Macri, se quiere dotar a esta iniciativa del consenso necesario, principalmente en lo que tiene que ver con el impuesto al cheque, que en su artículo 3 establece que el 70% de ese tributo debe ser administrado por el Ejecutivo, y ahora se busca que pase a estar manejado por la Anses.

 

Fuente: diario HOY,

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*