Lordén propuso impulsar “Ciudades Saludables” para los adultos mayores

El proyecto contempla realizar en forma programada y progresiva, entornos agradables, limpios y seguros; lugares de descanso en todas las manzanas con una distancia que no exceda de dos cuadras; aceras de superficie nivelada, anti-deslizante; con ancho suficiente para sillas de ruedas; cordones en declive nivelados con la calle en cada esquina; veredas libres de obstrucciones; prioridad de acceso para peatones; cruces peatonales seguros.

A su vez, prevé que las personas adultas mayores reciban trato preferencial cuando realicen gestiones personales ante las dependencias del Estado, provincial o municipal y del sector privado, y que toda institución pública o privada que brinde servicios a las personas adultas mayores cuente con la infraestructura, el mobiliario, el equipamiento y los recursos humanos adecuados para que se realicen procedimientos alternativos en los trámites administrativos, cuando tengan alguna discapacidad.

“Queremos que paulatinamente, y de acuerdo a las posibilidades presupuestarias, se vayan adoptando las medidas necesarias para facilitar el acceso, la movilidad y el desplazamiento de los adultos mayores en todas sus dependencias.” expresó la diputada.
La presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, refirió que “estamos pensando en el presente y el futuro. El aumento de la esperanza de vida, junto con los avances en la investigación médica y el descenso de la natalidad, han contribuido a que la conformación de la sociedad cambie. A medida que las ciudades crecen, su proporción de residentes de 60 años de edad y más, va en aumento.”

Por otra parte citó que “ya desde el 2007 la OMS impulsa la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores. En una comunidad amigable con el envejecimiento, las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad, se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa.”

Finalmente, remarcó que “En definitiva, es fomentar la convivencia de una sociedad para todas las edades, respetar la diversidad y promover una cultura de inclusión compartida”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*