La Gobernadora anunció refuerzo de policías en el Conurbano: “Tenemos una deuda con los robos”

“El estar más en la calle nos va a permitir estar más cerca de los vecinos. Más allá de los policías que hoy tiene trabajando en la calle, va a sumar a todos sus cuerpos especiales”, detalló la gobernadora María Eugenia Vidal al anunciar el refuerzo de policías en 29 distritos del Gran Buenos Aires.

Y añadió: “Todos los efectivos que tenemos para estar en la calle, van a estar haciendo estos trabajos. Acá no hay colores políticos, estamos juntos porque es una de las principales preocupaciones de la gente”.

“Estamos trabajando en una reforma profunda de la Policía de la Provincia. Hay más de 10 mil policías que ya no forman parte de la fuerza. A los buenos policías los queremos cuidar. Tiene que haber mejor policía. Van a tener comunicación encriptada, con chalecos, cámaras”, señaló Vidal, acompañada por intendentes opositores y oficialistas en Lanús.

“Cada uno de los intendentes ha invertido en centros de monitoreo. El trabajo que hicimos en estos dos años y medio, nos va a ayudar. Pero no alcanza con la tecnología y el equipamiento, también tenemos que tener mejores policías entrenados. Pasamos de policias con entrenamiento de 6 meses a un año, y con reentrenamiento. Eso nos da más seguridad para el propio policía, pero más profesionalismo en su trabajo en la calle. Sabemos que tenemos pendiente una deuda con los robos en la calle, eso es lo que genera miedo en nuestros vecinos, por eso estos controles”, concluyó la mandataria.

Tal como anticipó LaTecla.Info, los 29 municipios alcanzados por el programa son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Hurlingham, Ituizangó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

Por ejemplo, según señalaron desde el Ministerio a este medio, en la capital provincial serán 600 los efectivos afectados a los operativos especiales de saturación, y además se sumarán de manera sorpresiva entre 75 y 150 efectivos más de distintos cuerpos especiales.

En rigor, los policías llevarán a cabo “operativos continuos y sorpresivos a motociclistas y automovilistas para desalentar y combatir los delitos”. Los controles cubrirán “vías de acceso rápidas, las llamadas zonas calientes y lugares donde se desarrollen actividades comerciales y bursátiles”.

Formarán parte de estos operativos miembros del Grupo de Prevención Motorizada (GPM) con motos bitripuladas y de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), Infantería, Caballería y grupos pertenecientes a Drogas Ilícitas y Policía en función judicial.

Los registros en la vía pública se realizarán en conjunto con personal de la Dirección de Tránsito de cada municipio, quienes tendrán a su cargo el acarreo de aquellos vehículos que no cumplan con las normativas para circular.

Se asegura que otro de los objetivos, además de prevenir y combatir el delito, “se busca controlar el parque automotor y poder prevenir otro tipo de delitos –como narcotráfico- con la mayor presencia policial que, a su vez, fomenta la cercanía y la confianza de los vecinos”, expresaron desde el gobierno.

En la Provincia aseguran que esta es una medida más en la reforma integral de la policía que se lleva adelante, y “que hace foco en la transparencia, el equipamiento, la modernización y la profesionalización de nuestras fuerzas”.

Fuente: la tecla

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*