En el medio de una serie de medidas, Vidal anunció cambios en el Fondo de Fortalecimiento Social

En medio de la fuerte crisis económica que sacude al país, la gobernadora María Eugenia Vidal puso en marcha una serie de medidas con el objetivo de llevar alivio a los sectores más vulnerables y a las pequeñas y medianas empresas de la Provincia. Las medidas se esperaban junto con el anuncio de Nación, pero finalmente llegaron.

“Estas medidas no forman parte de la campaña electoral. Estoy acá como gobernadora, no como candidata. Nosotros venimos poniendo el eje en las Pymes desde el inicio de la gestión”, señaló Vidal al enumerar las medidas, acompañada por el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

En esta línea, señaló que “hoy hay más personas cubiertas por el trabajo social de la Provincia y recibiendo más recursos. El aumento fue del 400 por ciento, cuando la inflación fue de 203 por ciento. Estar cerca no es sólo un discurso, sino que se traduce en acciones concretas. Estos meses no han sido fáciles, queremos atravesarlos con ustedes con todas las herramientas que disponemos de manera responsable”.

En este contexto, dio a conocer modificaciones en el ya existente “Fondo de Fortalecimiento Social”, por lo que ahora los intendentes podrán destinar un 50 por ciento del mismo a la adquisición de alimentos. “Les va a dar flexibilidad para cumplir con la demanda alimentaria”, explicó la mandataria.

Explicó que “ese fondo exige que un 50 por ciento esté destinado a infancia y otro 50 por ciento se pueda destinar a otras cuestiones. Nosotros lo que vamos a hacer desde el Ministerio Desarrollo Social es hacer que ese 50 por ciento destinado a los chicos se siga respetando, pero el 50 por ciento restante los intendentes lo puedan destinar a la compra de alimentos”.

“Eso es muy importante porque les va a dar más flexibilidad para poder responder a la demanda alimentaria. Desde el mes de septiembre en adelante son unos 900 millones de pesos que si la mitad lo destina a infancia como marca la normativa y como debe ser, serán unas 400 millones de pesos que van a tener disponibles para poder responder a la demanda alimentaria”, aclaró Vidal.

“Vamos a seguir haciendo nuestra parte. Nuestro despacho está con las puertas abiertas para dar las respuestas que sean necesarias. La Provincia necesita el esfuerzo de todos. Nadie saca adelante esta situación solo. Todos podemos ayudar haciendo bien nuestra parte. Mi compromiso es seguir haciendo nuestra parte, día a día sin especulación, poniendo sobre todo acompañar a los bonaerenses”, completó la mandataria.

Vale recordar que antes de ayer, los intendentes bonaerenses se habían hecho eco del pedido de la Pastoral Social de la Iglesia para que el Gobierno declare la emergencia alimentaria y le plantearon a través de una carta la misma exigencia a la gobernadora Vidal.

Los jefes comunales resaltaron entre otras cosas que “los niños del Gran Buenos Aires presentan grandes desventajas en materia de seguridad alimentaria frente al promedio nacional, ya que el 7,8% de ellos no consume ningún nutriente esencial (carnes, lácteos, frutas, verduras) en su dieta alimentaria diaria”.

“Esto se potencia con un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que detalla cómo el gobierno nacional devaluó políticas sociales dirigidas a los menores, con recortes a la AUH, el Plan Qunita, Conectar Igualdad y la provisión de vacunas”, detalla la misiva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*