Docentes y Provincia inician otra semana de disputas

Mucha agua pasó bajo el puente en lo que respecta a la relación de la provincia de Buenos Aires y los docentes. Es que, después de lo que fueron las negociaciones de 2017 donde se impuso el discurso oficial y la presión social para “discutir con los chicos en las aulas”, el actual año de negociaciones no tuvo buen andar.

Claro, la imposición del año electoral primó durante el primer semestre del corriente, y los docentes no hicieron gala de las medidas de fuerza como respuesta a las varias propuestas de Educación por el mismo monto. Un aumento del orden del 15 por ciento en tres cuotas fueron las ofertas.

Así, después de varios meses sin solución, con menos de una decena de paros, se llegó al receso invernal sin convocatoria a negociar desde abril. Incluso, para la negociación del 21 de julio, tuvo que interceder la Justicia y ordenar a Vidal que convoque a los docentes.

Nuevamente, la discusión no fue menor, ya que el FUDB llevó al debate el escándalo por los aportes truchos en la campaña electoral de Cambiemos, donde varios docentes figuran como aportantes a pesar de no haber realizado ningún aporte.

Eso no fue todo y lo peor llegó con el paso del tiempo. A los diez días de rechazar un incremento menor a la inflación y con una promesa de rediscusión en agosto, se produjo la tragedia en la Escuela nº49 de Moreno, donde dos trabajadores de la educación perdieron la vida.

Allí comenzó el clamor social por la renuncia de Gabriel Sánchez Zinny al frente de la cartera de Educación bonaerense. No obstante, apañado por el Ejecutivo, esquivó cualquier responsabilidad sobre su área.

Tras la tragedia, existió un nuevo encuentro, donde el Frente de Unidad Docente Bonaerense puso sobre la mesa de negociación, una vez más, la crisis edilicia. Como era de esperar, otra vez no se llegó a un acuerdo.

Con dicho panorama, los docentes realizaron el primer paro por 72hs en lo que va del año y anunciaron la continuidad de las medidas de fuerza. De esa manera, esta semana tendrá dos días de huelga, el miércoles 12 y jueves 13. Este último enmarcado en un paro nacional convocado por CTERA.

Desde Provincia, el silencio es la moneda corriente y no hay vestigios de un nuevo llamado a negociación salarial.

De esa manera, una vez más, los docentes y la Provincia vuelven a iniciar una semana de conflicto en el medio de la crisis económica nacional que impacta de lleno en los trabajadores.

Fuente:latecla

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*