Arranca una semana clave para destrabar la paritaria docente

En plena cuenta regresiva para el comienzo de las clases, esta semana habrá dos encuentros entre funcionarios provinciales y gremios docentes. Mañana será el turno de una comisión técnica, y el jueves volverán a encontrarse para abordar el tema salarial, el nudo de las discusiones que pueden derivar en una medida de fuerza con miras a postergar el inicio de las actividades escolares.

A sólo una semana del inicio del ciclo lectivo 2018 aún no se resolvió el aumento salarial para el sector docente y tampoco hay señales de un acuerdo, ya que las diferencias no logran achicarse entre lo que propone la Provincia y lo que piden los gremios docentes.

La Provincia puso sobre la mesa un 15 por ciento de aumento en tramos a pagar durante el año y un premio por presentismo.

Los docentes exigen un 20 por ciento de aumento más una cláusula gatillo por inflación.

Tras la reunión del jueves pasado, se decidió un nuevo encuentro para discutir salarios el próximo 1º de marzo, a un puñado de días del inicio de las clases para millones de estudiantes bonaerenses, previsto para el lunes 5 de marzo.

Aunque los gremios docentes no hablan de paros inminentes, tampoco los descartan y en esa pulseada empieza a crecer la incertidumbre en millones de hogares con miras a la próxima semana, ante la posibilidad de que no puedan iniciarse las actividades, principalmente en las escuelas públicas.

“RECHAZO ABSOLUTO”

Tras la última reunión paritaria, la totalidad de los gremios que asistieron a la paritaria salieron a expresar su “rechazo absoluto” a la oferta e insistieron en que van a seguir reclamando la cláusula gatillo.

Para el Gobierno “es muy importante debatir el presentismo porque el año pasado la Provincia pagó en suplencias $19 mil millones”. Los datos aportados por el Gobierno indican que “se otorgaron en promedio en 2017 un promedio 117.343 suplencias por mes. Esto es un porcentaje de ausentismo del 17%”.

También el Gobierno asegura que ya existen varios distritos nacionales en los que se está pagando el presentismo: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Santa Fe, Santiago del Estero, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Misiones, Formosa y La Pampa.

En referencia a la cláusula gatillo es un mecanismo que previene la pérdida de poder adquisitivo de los sueldos ante los efectos de la inflación.

La cláusula se activa si la inflación sobrepasa el cálculo del crecimiento de precios que se hizo a la hora de firmar el acuerdo. El año pasado la cláusula se activó debido a que la inflación anual cerró en 24,8%, un número mayor a lo que se había proyectado en el acuerdo, 21,5%.

Según dio a conocer el Gobierno, el ofrecimiento que se hizo consistió en un aumento del 15% más reconocimiento anual por presentismo 2018 de hasta $6.000. En la reunión, el gobierno bonaerense informó que el 2 de marzo pagará $4.500 de reconocimiento por presentismo de 2017 (esto es por fuera de la paritaria de este año).

El salario promedio pasa de $24.659 a $28.358. El salario de un maestro ingresante que sólo cobra el 1% de los docentes por 4 horas de trabajo, pasa de $12.500 a $14.375. Cabe indicar que el reconocimiento anual 2018 de $6.000 se abonará en su totalidad para aquellos docentes que vayan todos los días a clase.

Hay algunas variantes de licencias que pueden ser tomadas sin afectar el presentismo. Los que solo tengan inasistencias por motivos contemplados en el reconocimiento (conceptos que hasta ahora no se detallaron), cobrarán la totalidad del monto ($6.000).

Los que falten hasta 4 días anuales por motivos no contemplados, van a cobrar el 75% del monto total, es decir $4500 y los que falten hasta 8 días por motivos no contemplados, van a cobrar el 50% del monto, es decir $3.000.

Como publicó este diario en la edición de ayer, desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), cuestionaron al gobierno bonaerense por la oferta que recibieron los docentes en la última reunión paritaria y destacó que la provincia de Buenos Aires recibió “más de “$ 40 mil millones por el Fondo del Conurbano”, por lo que se preguntó: “¿Cómo que no tienen plata?”.

“Recibieron mas de $ 40 mil millones por el Fondo del Conurbano, ¿Cómo que no tienen plata?. A lo mejor, no piensan destinar el dinero a educación, al salario de los estatales, pero (en ese caso) hay que decirlo”, indicó María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba.

La dirigente se refirió de esta manera al incremento de fondos por $40 mil millones que el gobierno nacional otorgó en noviembre del año pasado a la administración de María Eugenia Vidal, a los que se sumarán 25 mil millones en 2019, con lo que compensará a la provincia por el tope en el Fondo del Conurbano que le quitó recursos.

Sobre la propuesta que les presentó el gobierno bonaerense, la dirigente de Suteba remarcó que “con el 15 por ciento, ya planteamos que no”, y señaló que el porcentaje que calculan los gremios docentes “va de 22 a 25 por ciento” y con cláusula gatillo.

Por su parte, el ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, planteó que “la Provincia sigue en déficit. Se instala que con el acuerdo fiscal y el Fondo del Conurbano la Provincia pasa por una situación de holgura y no es real”. Desde el ministerio de Economía provincial negaron que se “esté regateando para ahorrar un peso más”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*